image1 image2 image3 image4
Áreas a las que afecta el TDAH

develop

Áreas a las que afecta

Familiar: todos los miembros de la familia, tanto padres como hermanos, se ven afectados. La relación entre los padres y el niño con TDAH, suele marcarse por el conflicto, debido a que estos niños suelen ser menos dóciles, tardan mucho para hacer cualquier cosa, se entretienen, son menos sumisos y requieren mayor estimulación y ayuda de sus padres, que otros niños. Esto repercute en la percepción que tienen los padres de sus hijos, calificándolos de manera negativa en relación a los hermanos o a otros niños. En ocasiones, los conflictos los lleva a utilizar métodos de disciplina más agresivos y poco proactivos y, en consecuencia, tienden a utilizar menos refuerzos positivos. Estos métodos disciplinarios, generalmente empeoran el comportamiento inadecuado de los niños, por lo que se convierte en un círculo vicioso, difícil de controlar

Esta problemática puede tener un impacto negativo en la percepción que los padres tienen acerca de su propia eficacia para disciplinar, provocándoles mayor estrés, culpa y frustración. Esta carga de culpabilidad les hace sentirse impotentes, ineficaces y malos padres y estos sentimientos unidos al trato tan difícil del día a día con un TDAH hacen que la incidencia en la familia sea mayor que el propio trastorno ya que el 80% de los padres tienen ansiedad, el 25% depresión, el 20% de las madres deja su trabajo y el 20% se separa, etc.

Escolar:  No sólo afecta a la relación con el maestro, si no también académicamente, fundamentalmente en lectura, escritura, ortografía y matemáticas, también afecta a la  memoria, principalmente la memoria de trabajo.

Social: Estos niños tienden a ser impacientes, ser más agresivos, no respetar los objetos y espacio de los demás, etc., por lo que los otros niños, en muchos casos los rechazan y aíslan: esto les causa tristeza, frustración y enojo, aumentando así las conductas inapropiadas. También la vida social de los padres se muestra afectada ya que se sienten incómodos públicamente, por lo tanto, evitan salir y disminuyen las visitas a parientes y amigos por miedo a que el niño se comporte inadecuadamente. Por lo tanto, el tiempo que se podría dedicar al ocio o diversión se recorta.  Esto puede aumentar la insatisfacción al disminuir el tiempo que se comparte como familia, desencadenando mayor estrés y frustración en el entorno familiar.

 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información pinchando en link de "Privacy Policy" - To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information