Definición del TDAH

 

Según el manual diagnóstico y estadístico de las trastornos mentales DSM IV, el TDAH se define como un trastorno causado por factores tanto genéticos como ambientales, y que caracteriza a los que lo padecen por distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

El trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad es un trastorno neurobiológico con componente genético y provocado por un desequilibrio entre dos neurotransmisores cerebrales: noradrenalina y dopamina. Ambas afectan a las áreas responsables del autocontrol y de la inhibición del comportamiento.

Comienza en edades tempranas y sus síntomas pueden perdurar hasta la edad adulta en una u otra medida. Es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes (5-6% de la población infantil y juvenil) y representa uno de los motivos más consultados debido a la repercusión en los diferentes aspectos de la vida del paciente.

pizarraAdemás de la genética, los científicos están estudiando otras causas y factores de riesgo posibles que incluyen los siguientes:

Lesión cerebral
Exposición ambiental (p. ej., al plomo)
Consumo de alcohol o tabaco durante el embarazo
Parto prematuro
Bajo peso al nacer
Los resultados de investigaciones no respaldan las opiniones populares de que el TDAH se origina por comer demasiada azúcar, ver demasiada televisión, por las técnicas de crianza o por factores sociales y ambientales, como la pobreza o el caos familiar. Por supuesto, muchas cosas, incluidas estas, podrían empeorar los síntomas, especialmente en ciertas personas, pero no hay suficientes datos de peso como para concluir que son las causas principales del TDAH.

El TDAH tiene una heredabilidad del 76% (es decir, que en una población media, el 76% de los factores vinculados con el TDAH están relacionados con los genes, y el resto a factores no genéticos).

Los estudios han demostrado que los familiares de personas con TDAH tienen un riesgo cinco veces mayor que las personas sin antecedentes familiares de TDAH.

Pese a la alta prevalencia del TDAH, nos encontramos ante una realidad social de desconocimiento sobre el trastorno. En un estudio realizado en España con el objetivo de conocer el grado de conocimiento sobre el TDAH de la población general, solamente un 4% de los encuestados reconocían el término TDAH y un 33% consideraba que el TDAH se debía a un entorno familiar o escolar desorganizado.

La falta de formación, información y atención sobre el TDAH tiene consecuencias negativas directas sobre los pacientes, sus familiares, amigos y otras personas de su entorno, que sufren el estigma, la insensibilidad y la falta de consideración hacia el trastorno.

 

 

backVolver a ¿Qué es el TDAH?